sábado, 15 de noviembre de 2008

Escenario 1

Moretones y manchas, la resaca es lo que siente la red que sujeta mi cerebro, el resto es la memoria y sus esquirlas. Desde su raíz cada cosa nace improvisando, aprende a resolverse en bosque o en horizonte, cada lápiz promete un boceto que nunca será terminado. La espuma crece hasta el borde del vaso, la televisión nos dijo que eso era bueno y que la sed es lo que transpira del otro lado del vidrio._._._._._. Hay días en que le creo, días en que bebo la espuma de las orillas, días en que el río se cuela por todas partes, tras la puerta del ropero, entre los muñecos de plástico de mi infancia, dentro de mis botellas como un viajero verde, volcánico, paciente. Lo que me ha sido dado son las imágenes, la memoria inmediata del detalle, sentidos confundidos en un mismo cuadro, mientras la escena cambia a cada instante._._._._._. Antenoche las hormigas comenzaron una colonia en mi cuarto, bajo una silla, entre la ropa sucia, un mundo reciente: dos días de luz artificial, de noche con paredes, un lenguaje acordado a este nuevo territorio, la cercanía como acumulación, cuerpos inquietos en rojo, antenas y alas desproporcionadas bajo el cielo de mi ropa arrugada._._._._._. La lata está fría, cuando la agito siento que el río se inquieta en su interior, con la lluvia del aerosol altero la composición del paisaje para crear esta postal que dura en mi recuerdo aun después de que la escoba se ocupa de arrastrar los cuerpos. Marcos Cáceres, "The measure of civilization"

2 comentarios:

La escribiente diurna dijo...

Francisco:

Gracias por el comentario que dejaste en mi blog. Leí algunos de los textos que subiste y son de mi más profundo agrado. Te voy a colocar entre mis links. Saludos.

Anónimo dijo...

Creo que la rata se merece un escrito
Betty Page ( ojala)